Juan Luis de Soria, a pequeños sorbos


Bueno, Juan Luis, ya ves que me ocupo de la literatura. Y como segunda muestra, este soneto que me dicen que es de tu puño y letra (me llegó por e-mail):

Medita sobre la parábola
del fariseo y el publicano

Ya veo que tú cumples, Filacterio,
como Dios manda con las cosas suyas,
que anotas tus cilicios y aleluyas
en menudo papel, con gesto serio.

Lo que va de la cuna al cementerio
vas pasando entre inciensos y casullas.
Ni al rezar el Rosario te aturullas,
ni una coma te saltas del salterio.

En cambio, yo no cumplo. Tengo duro
el corazón, mi rezo es algo inepto.
Mas algo bueno veo en pecar tanto:

no se me olvida, no, que no soy puro,
que no camino, no, sino que repto
para tocar la orla de Su manto.

7 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

El soneto es estupendo: el verso 13 especialmente.
Y, sin embargo, sin embargo, la crítica a Filacterio, a estas alturas, después de que Jesucristo dejase claro quién iba a preceder a quién en el Reino de los Cielos, es un poco de recochineo. No sé si me explico...

Jesús Beades dijo...

El mérito que le veo al poema es lo de: "mas algo bueno veo en pecar tanto". No la refutación del fariseo (con su hoja de normas), sino esa curiosa visión del "Felix culpa", tan paradójica, tan desconcertante, y tan real. De todas formas, Juan Luis está mejor entre los tangas.

"Juan Luis está mejor entre los tangas..." Quizá empiece algo.

E. G-Máiquez dijo...

Sí, tienes razón, ese verso tampoco se queda rezagado... A propósito, ¿conoces el poema "Felix culpa" de Auden? Es una maravilla. Hace años intenté traducirlo y fracasé estrepitosamente. Tal vez lo reintente... Ya te tendré al día.

Sampaio dijo...

Lo mejor de la entrada es la foto. Que yo no entiendo de poemas ni de historias, y menos de publicanos y fariseos. Que las cosas de culpa las habla uno con Dios y sus ministros.

Anónimo dijo...

¿Qué tal Jesus? Dejo aquí constancia que tras tu amable respuesta a mi contribución a vuestro diccionario, invitándome a visitar tu blog y algún otro, he leído vuestros escritos con bastante frecuencia. Y veo mucho interés en Chesterton, del que también me hizo algún comentario nuestro común amigo.
Un saludo desde Almería

Jesús Beades dijo...

el diccionario al que se refiere al comentario anterior, es el de THE PERDIO ART TRIO, en su web theperdioarttrio.com: el perdiccionario. Hay enlace en "productos deseados" de este blog.

Saludos a los de Almería.

Jesús Beades dijo...

Sampaio, Sampaio... Con la obsesión que tiene d'Ors con el Puente Sampaio... Aunque no, no, no me imagino al bueno de Miguel -que rechazó el iméil como una plaga bíblica- blogueando.

Las cosas de culpa las habla uno con quien le sale de los cojones. Incluso con Dios y con sus ministros.