Lo que me trajeron los Reyes

Un sable laser FX, que suena y todo, y que se extiende y recoge en tramos, como en la peli. "Hay espadas que empuña el entusiasmo / y jinetes de luz en la hora oscura". La edición coleccionista de Blade Runner. "He visto cosas que vosotros no creeríais". La peli de los Simpons. "Spider cerdo-spider cerdo, hace lo que un Spider-cerdo hace". Unos altavoces para el ordenador y el Ipod "Este universo sin música no tendría sentido". Unos calzoncillos sexis. "Esta noche me siento virgen hasta las uñas". Una reproducción en lienzo de El Sueño, de Klimt "en días malos, mirar láminas me calma". Y más. Cosas dispersas que me retratan, dicen.

(pueden jugar al Trivial-cita, a ver qué tal).

Horizonte

«Esta es la paradoja del amor entre el hombre y la mujer: dos infinitos se encuentran con dos límites; dos infinitamente necesitados de ser amados se encuentran con dos frágiles y limitadas capacidades de amar. Y sólo en el horizonte de un amor más grande no se devoran en la pretensión, ni se resignan, sino que caminan juntos hacia una plenitud de la cual el otro es signo»

(R. M. Rilke)