Clarísima al teléfono

Vuelve Clara, que con clara luz la tempestad serena. Sus informes teleoperantes son güenísimos, pero hemos de animarla a que se estire y nos escriba más, que material debe sobrarle. Ea, a comentar.

Nuestro balcón y Henry Purcell

(Homenaje a Toi, maestro y amigo, que está reformando su web).

Entre un compromiso profesional y otro, saco un momento para fotos por gusto. Lo que muestra mi balcón es uno de mis motivos favoritos, el atardecer urbanita, como los lectores de este blogg ya saben:





(Nota para aficionados: la segunda fotografía no es posterior en el tiempo, como parece indicar la luminosidad, sino anterior. Cosas de la velocidad y la apertura de diafragma).

Estas otras sí que son de un reportaje que me encargaron para el "Dido y Eneas", de Henry Purcell, representado por el Coro de la Univesidad de Sevilla:




Apuntes pascuales

Respuesta a una encendida felicitación pascual:

"¡FELICIDADES TAMBIÉN PARA TI! Incontables tesoros nos aguardan al otro lado del sepulcro abierto, en el hueco dejado por Cristo, que es el mundo".

Y la Pascua siempre estará en sordina, por las sombras de esa oquedad, mientras aguardamos la Parusía. Leo en el diario de Bloy:

"27 de febrero. Martes de carnaval. "Revolución" en el Yonne. Algunos mequetrefes agitan este departamento, donde no cesan de vociferar como monstruos, en la ciudad y en el campo: "¡Abajo la Patria!", clamor que haría fácilmente de mí un homicida. Es extraordinario que un país esté gobernado, hipnotizado, enfurecido, enloquecido por un grupo de necios que tienen la escoria y que piensan ocultarla bajo un sofisma de mala calidad".

Como consuelo, como loriga, y como alimento, una historia inacabada.

Los Walkman, el gran grupo de pop-rock, va ampliando su web



Así van las cosas, vertiginosas. Nuestro santo patrón, Naranjito, está tutelando nuestro revival musical, con gran éxito de crítica y público. En Barbate el concierto fue estupendo, sintiendo el calor del público, y la salada brisa. Dentro de poco colgaremos audio y video en la web, para deleite del respetable.

Enlazo el fuego

Como mi Rocío no sabe enlazar en su blogg -o a lo mejor su navegador no es compatible, como me pasaba a mí con Safari-, aquí enlazamos con todo el bombo y el platillo convenientes, el poema que ha publicado en la revista Perkeo. ¡Cuidado, que quema!

Retrato de muchacha en un concierto




fotografía: Jesús Beades.
http://www.fotobeades.com/

DAFNE

Es esta tarde de miseria y humo.
Es esta tarde de azahar perdido,
de remontar el cuerpo como un fardo
de carne y crisantemos condenados,
de sueños torpes y entrevista gloria.
Es esta tarde la que me condena
al triste humo de mis cosas siempre,
que no ven más allá de sus raíces,
atada al suelo por amor escaso
en esta tarde de miseria y humo.
Atada al suelo por un miedo innoble
a dar un paso más hacia un abismo.

Ah, y el recital de mañana

Se me olvidaba, amigos: mañana recitaré unos poemas, junto a mi fiel Juan José Cerero, en el Ateneo de Sevilla, en la calle Orfila, a las 10:30 de la mañana. Es a un grupo de estudiantes, de unos quince años. Si alguien tiene desayunos holgados, tipo funcionarial, o cierta flexibilidad, o está de baja, puede pasarse por allí a saludarme. Yo lo invitaré a una cerveza.

Espoleado escribo sobre...

No es la primera vez que escribo espoleado; esta vez, por Suso Mendive (no lo enlazo porque con el Safari no puedo aquí), Así que, como no se me ocurre nada que afirmar, planteo la siguiente pregunta, fruto de mis clases de historia bíblica: ¿los acontecimientos narrados en, por ejemplo, el libro del Éxodo, como el paso del Mar Rojo, acontencieron tal cual? ¿O se basan en un fenómeno natural, e histórico -o ni siquiera eso- como la bajada y crecida de las aguas y la expulsión de grupos amorreos de Egipto, para narrar una "verdad religiosa", que sería "lo que importa"? Son dos posturas encontradas, la de toda la vida -más o menos literalista- y la exegética moderna, todo a través de símbolo o alegoría o mito (incluso la multiplicación de los panes). Ratzinger aboga por una "vía intermedia": no despreciar, sino agradecer, los avances en paleografía, arqueología y crítica textual, pero sin perder la visión de la Escritura como una totalidad, como siempre la ha leido el Pueblo de Dios.
Un ejemplito: no hay ninguna constancia histórica de la matanza de los niños, ordenada por Herodes Antipas; por lo tanto, es muy improbable que haya sucedido, puesto que la recogería Flavio Josefo, u otro historiador, al ser un hecho tan actual y llamativo (se recogen otros datos de mayor detalle). Sin embargo, lo que "nos importa" es, en principio, la idea de persecución al Mesías, la de que Él también es un refugiado político. ¿O no?

ANIMAL Y RACIONAL


Amigos, os invito con vehemencia, cordialidad, y ánimo rockero a un gran evento:

el próximo viernes, 7 de marzo, se presenta el primer disco de ANIMAL Y RACIONAL (Carlos Abad y Pedro Jiménez), en la sala Fun Club, sito en la Alameda de Sevilla, a las 21:30. Recibirimos una descarga de buen rock 'n' roll, pop, folk, y blues, todo cohesionado en las canciones originales de Carlos y Pedro, los mejores creadores de canciones que he conocido en los últimos diez años. Su historia la cuentan mejor ellos mismos (y algunos más) en su sitio en MySpace: http://www.myspace.com/animalyracional

Chesil Beach

Aparcando, por poco tiempo, los ladridos de Bloy (los Diarios, quiero decir), abro el último de McEwan. Lo irremediable. El tema de sus libros es lo irremediable, las consecuencias irredimibles de nuestros actos, irredimibles por nosotros (sólo Otro puede, aunque esto lo añado yo). Si han visto la peli "Expiación", o leido la novela, entenderán. Ese es el tema, pero su pericia, su característica como autor, es el fluido análisis psicológico, la exposición de los motivos anímicos del protagonista (o protagonistas, dos, como en Chesil Beach). A veces su realismo, mejor dicho, su puntería, da miedo. "Cómo me conoce". La forma de escribir sobre el enamoramiento, mezclando todo (capricho, gusto, espíritu, carne, anécdota), es decir, como es en la vida, no tiene parangón. (Curiosa palabra Parangón, como medicamento de posguerra). Y la forma de narrar lo sexual-erótico, muy superior a Auster. Y haber escrito esas cuatro última palabras es el mayor elogio que puedo hacerle.