Lo que dijo el poeta al simio:


Raro asunto
que entre la muchedumbre de los siglos,
que existiendo la China innumerable,
y Bosnia, y las cruzadas, y los incas,
fuese a tocarme a mí precisamente
este trabajo amargo de ser yo.
(Miguel d'Ors)

4 comentarios:

Juan Luis de Soria dijo...

Y el mono no le comprendió, pero se partía de risa, por lo que vemos.

Fígaro dijo...

Hola Jesús, Cuando cuelgues tu email te diré el nombre de mi colegio,no me extrañaría nada ver rondar a mi profesor de lengua por tu blogg y paso de que me vea por aquí.Yo también tengo blogg, ya te pasaré la dirección.
La verdad que me alegro mucho de encontrarte, me gustó mucho tu poema.
un saludo.

Breo Tosar dijo...

Amigo, ya le dije a Koke que me preguntaste por tu poema "Brindis en una copa de oro". Te escribirá pronto.
¡¡Satur libertad!!

Breo

jaime g-m dijo...

A ti, beades, se te ve fenomenal... tan, tan sonriente; por cierto ¿como has conseguido ponerle la pipa al mono que te acompaña? Es broma!, que la foto está genial. Un abrazo, Jaime