Lunes Santo y los lunes

Lunes Santo le grita a todos los lunes del año:

– ¡Habéis de saber que todos los lunes son santos! ¡Yo soy sólo una alegoría, un paradigma, un símbolo, una referencia!

A lo que éstos responden:

–Sí, muy bonito. Para ti es fácil, que todo el mundo te presupone santo. A nosotros nos escupen, nos insultan. Apenas hay alguien que nos ve hermosos y propicios (si acaso, los que descansan martes y miércoles). Hasta hicieron una canción en nuestra contra. *

Lunes Santo se calla, que para eso es santo -de nombre al menos- y se apresta a sus procesiones.

De esta conversación surge en mi cabeza una idea, perfecta para un blog -es decir, una idea muy vista, y por eso mismo invisible-: las fiestas y los "tiempos fuertes" del año litúrgico (Adviento, Cuaresma, Navidad, Semana Santa, Pascua) existen para servir al Tiempo Ordinario: para que veamos en todo día un tiempo fuerte, una epifanía, una voz que clama en el desierto del calendario. Están para servir al Tiempo Ordinario, como el Papa está para servir a los fieles. En ambos casos, si no sirven, no sirven.


* I don't like Mondays, de Boomtown Rats

3 comentarios:

Dal dijo...

¿Supertramp o Boomtown Rats?

Jesús Sanz Rioja dijo...

Boomtown Rats. El tío de Supertramp cantaba parecido pero esto es un éxito del 81 o así de la banda de Bob Geldof.

Anónimo dijo...

es Bob Gelof, cuando era solista de Boomtown Rats, pero esa no es la discusión, la discusión es que Jesús Beades cada día me sororende mas y me siento honrado de considerarme su amigo, y que toca un tema crucial en la manera de encarar la vida, en el uso de muletas, andamios, para sobrellevar la pequeña eternidad de la rutina, de los días idénticos.

No es lo mismo vivir un año sesenta veces que sesenta años distintos.

Ni es lo mismo medir tu vida en años, en épocas, o en días, que es como fluye la vida, un día detrás de otro, y si me apuráis, un minuto detrás de otro.

Toi