DAFNE

Es esta tarde de miseria y humo.
Es esta tarde de azahar perdido,
de remontar el cuerpo como un fardo
de carne y crisantemos condenados,
de sueños torpes y entrevista gloria.
Es esta tarde la que me condena
al triste humo de mis cosas siempre,
que no ven más allá de sus raíces,
atada al suelo por amor escaso
en esta tarde de miseria y humo.
Atada al suelo por un miedo innoble
a dar un paso más hacia un abismo.

1 comentario:

E. G-Máiquez dijo...

Estupendo poema, con un tono muy conseguido. Gracias.