Oración de la mañana. Tema: Guitarras y motos.



Nunca antes había montado en moto; muchas veces "de paquete", y ya me hizo notar Joaquín que, siempre que me subo, me pongo a cantar a gritos (o a gritar a cantos). Pero con esta motito nueva -escúter, vamos- me han tenido que decir qué botón pulsar, y cómo se frena; me lo explicó mi hermano, que de motitos sabe un montón, tras luengos años de roce y cariño con los 49 centímetros cúbicos. Después de un viajecito y medio de acojone -si esto fuera un poema en prosa, habría que decir "congoja"-, la rueda ha ido como la seda, pues riman, y he disfrutado del movimiento de autonomía e insolente levedad, de ser el primero en todos los semáforos, como revanchas tricolores a la vida (vaaale, esto es más de artículo de Máiquez). El aguafiestas que hay en mí -en mí hay de todo, no crean- me advierte que también disfruté mucho en los primeros tiempos de conducir el coche, y luego se pasa. Es igual, todo pasa, supongo.
Como el gusto por mi nueva guitarra, Telecaster americana -Corona California, con pastilla S. Duncan, en amarillo pálido con golpeador negro-, que mis bravos compañeros y amigos me han regalado hace dos semanas, por una especial celebración. Es la guitarra más maravillosa que existe, estoy todo el día tocándola y mirándome en el espejo con ella; no me siento en el váter con ella por miedo a tirar los cepillos de dientes de un mastilazo, y que mi mujer me riña con razón. Supongo, decía, como en el caso de la moto, del coche, de mil cosas, que esta emoción pasará. No importa. Hoy por hoy, son experiencias hermanas del júbilo, de la adoración, del agradacimiento. Pero con la vacuna que tiene esta prosa: soy consciente de su contingencia. Y no me importa. Aleluya al buen Dios de las guitarras y las motos, del entusiasmo y del gustito. Y que su Madre guapa, Virgen de la Lentitud y del Silencio, proteja mis huesos en la carretera.

3 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Vaya; ojalá Máiquez fuera más de artículos de éstos.

P,D. Es un poema en prosa, asi que pon congoja si te peta.

Juan Ignacio dijo...

Este "retorno" me está gustando mucho.
Sólo eso. Decirlo.

Carlos RM dijo...

A mí también me gusta mucho este retorno. Felicidades, Beades, por la «beoda».