Una conversación interminable

La conversación sobre cuestiones teológicas ha llegado a ser algo tan frecuente, en este blog y en otros amigos, que ha desbordado los márgenes cotidianos de Di Amigo y Entra, y ha desembocado en una taberna, como no podía ser de otro modo. Así que ahí nos tienen, a unos cuantos locos (aún no aparecen todos, pero llegarán, de los que se han juramentado) para charlar sin medida. Inclinados sobre la espuma de una cerveza Dickensiana, de una pinta Chestertoniana, con la velocidad de la luz y de la red instantánea, con el latir del corazón.

6 comentarios:

Fernando dijo...

Mucha suerte y mucha perseverancia, y espero que no descuides este otro.

amaranta dijo...

Se sigue autotitulando "exiliada" después de 20 años de vivir en España y haber adoptado la nacionalidad.

Hace mucho que volvió la democracia a su país, pero parece que a Cristina Peri Rossi le aumenta el raiting mediático seguir ostentándose bajo una definición casposa y ya sin sentido, como el simpático Neuman boy.

Ayer la Peri Rossi fue juez (de otro concurso, Torrevieja) y hoy es parte (ganadora) de otro, el Loewe. Su ganador de ayer, Jaime Siles, es su dictaminador de hoy.

Algo huele a podrido, pero no en Dinamarca.


Es la ética de los altos ejecutivos de la literatura.



.

Jesús Beades dijo...

Amaranta, me parece que te has confundido de post y de blog...

Tycho Brahe dijo...

Pues yo estoy de acuerdo en que Dinamarca no huele a podrido. A mí me encanta mi isla...

Anónimo dijo...

Es la ética de los altos ejecutivos de la literatura. Totalmente de acuerdo amaranta

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lo visitaré con mucho gusto. Siempre me fastidió la gente que pide en las tertulias que no se hable de religión. Un abrazo