Homenaje a los dientes de arriba


Toi dice que tengo el blog más parado que los dientes de arriba (la imagen es mía, pero la intención es suya). Y es verdad. Cada vez que veo la página en blanco –es un decir, lo que veo es lo de los Reyes Magos–, pienso –tampoco lo pienso, pero es necesario que lo exponga así, cosas de la literatura–: "para qué voy a decir nada, mejor me acuesto ya y leo un poquito a Kader Abdolah, o a Dante, o Paul Auster, o a McEwan" o simplemente "me voy a fumar una pipa y a ver si a Buenafuente le coge el día surrealista en vez de progre, y me río un rato". O "a ver qué se cuenta Suso en el Barullo. o CarlosRM en su isla, o Rocío entre potingues y endecasílabos, o o Mesanza en su destierro, o..." Y es que, fuera de los versos, o alguna reseña, no me soporto mucho por escrito. Cuando yo escribía un diario, estaba entusiasmado con Jünger, y aplicaba las manías de sus prosa a mi anécdota de comprar el pan, o de mirar las jacarandas. Pero, al cabo del tiempo, me releí, y es que no me soportaba (a Jünger sí, el siempre Jünger de las ruinas y coleópteros). Me hice cargo de cómo se sienten aquellos que no me aprecian, estragados de pedantería, frases cursis, o pretendidos enigmas teológicos. El silencio, entonces, se muestra amable. Los dientes de arriba, en su quietud, cumplen una necesaria función, y estas líneas les rinden un sincero homenaje.

9 comentarios:

suso dijo...

¡Joder,Beades,tampoco te pongas asín!:un blog es una cosa poco seria, un sentirse acompañado,un que sí o que no,un ¡hola!, un verso,un esto es lo que hay, una tontería...algo entre amigos.

Jesús Beades dijo...

...es un es, un fue, un será, cansado.

toi dijo...

lo que te dije es que tienes el bló más parao que la web de mi madre, que no tiene ordenador.
Esto de los blog es un misterio, a veces grato, a veces divertido, a veces una cruz, de cuando en vez la única manera que encontramos pa contar cosas que queremos contar...
lo que seguro que no puede ser es una obligación

los que disfrutamos del Beades en persona o by phone, en realidad no echamos tanto de menos leerle, pero piensa en los remotos, que les gusta leerte, saberte... yo que se.

Me pasa con poquitos blogs... leer al Suso me gusta, siempre me sorprende, al tunecino, a nuestra Rocio, a mu poquitos más, y tú eras uno de esos poquitos, pero lo que hagas -o no hagas- bien estará.

Tú verás, como le dijo un ciego a otro ciego, lleno de esperanza.

Carlos RM dijo...

¡Gran mordida, Beades! La verdad es que lo de los Reyes Magos empezaba a ser molt anacrónico. Pero tú no te agobies, escribe cuando quieras, en pijama, que en pijama te leeremos. Qué bien te lo han dicho Suso y Toi.

Jesús Beades dijo...

Gracias, gracias. Ahora veo que este post era del tipo "anda, dadme ánimos, piropeadme un poco, que, si no, no hay manera". O también post-función-fática: para comprobar que hay alguien al otro lado.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Sí, hay gente al otro lado; llegué a tu blog por medio del de Enrique G.Máiquez y desde que lo visito siempre me encontraba el sable láser FX. Ahora, al asistir a tu regreso, veo que ha merecido la pena reincidir en las visitas.

José María JURADO dijo...

La verdad es que lo de la espada láser era ya cansino, me alegro de que por fin haya vuelto el gran Beades que tantas cosas nos tiene que decir, no lo dejes, y menos por Buenafuente.

Un abrazo.

maria jesus dijo...

Te comprendo...te comprendo.Imagínate eso y encima batallando con la informática. Si no fuera porque engancha...
Pero sigue escribiendo que me gusta mucho como lo haces

Suso dijo...

¿Qué no te soportas mucho como escritor? Entonces es cierto aquello de que el peor juez de uno mismo es uno mismo. Escribes maravillosamente bien. Tienes alguna entrada que corta el hipo, o que lo crea, según como se mire.
Un abrazo, y que no decaiga.