Como en los caballos y los hombres


El amplio concepto actual de "diseño" llega, a través de la llamada "ergonomía", a unir lo útil y lo hermoso. Pero no nos equivoquemos: el furor omnipresente por el diseño no es materialismo. Nunca ha habido una época más espiritualista que ésta, cuando un objeto (un Ipod, un coche, un electrodoméstico de cocina), pretende -y consigue- transmitir un espíritu, una imagen, una calidez, una sólida presencia. No son meros objetos, son objetos totémicos, ante cuyo contacto sentimos una pertenencia a un mundo más hermoso, con más estilo, más amable y domesticado. Debo este pensamiento a mi buen amigo Rafa Bellón. Aunque hace años que leí, en los aforimos de Leonardo da Vinci, esta máxima: "Como en los caballos y los hombres, el ideal es unir lo útil y lo hermoso".

17 comentarios:

toi dijo...

en los caballos vale
pero
¿en los hombres?

Jesús Beades dijo...

Manos prensiles, pulgares oponibles, retinas, columna vertebral, andar erguido... Cosas de mamíferos superiores.

toi dijo...

es verdad, y algún que otro adminículo para facilitar la rápida minguición, o esos pabellones auditivos llenos de circunvalaciones para saber de dónde viene la música, de los walkman o lontana, esa ceja que nos muestra el humor e impide que el ojo se disuelva con el sudor de la frente, cual pan nuestro de cada día... es cierto, o esos airbag de serie, para los choques... generacionales....

Juan Antonio, el.profe dijo...

Cierto es que muchos de los nuevos avances (móviles, mp4, etc)valen ya como seña de identidad de muchos. Pero, como en todo, depende de quién los lleve, y de qué utilidades le encuentre, así será el espíritu que transmita. Es ciertamente hermoso disponer de un aparato con el que comunicarnos con quien queramos, desde cualquier sitio, y grabar escenas únicas, y fotografiar -eternizar- espacios o personas. Pero no lo es emplear el mismo aparato para grabar acosos o escenas intimidatorias. Como casi todo en esta vida, depende de la educación.

José María JURADO dijo...

Te decía, Jesús, en un comentario que creo que no llegó, que el problema está en que cambiamos de tótem muy rápidamente y que tenemos demasiados caballos, para empezar en los coches, te decía, asimimo, que el aforismo de Leonardo es precioso, que si según lo políticamente correcto dijéramos "hombres y mujeres" tendríamos un aforismo verdaderamente incorrecto y que tu reflexión me ha parecido muy interesante. Sigue aplicándote en el blog. Un abrazo.

Rocío Arana dijo...

Me encanta la reflexión!!! Aunque digas que se la debes a Rafa, es muy tuya. Me encantó encontrarte en la manifa, ir juntos a la fnac... algo de ese fin de mañana veo aquí reflejado.

Rocío Arana dijo...

Aunque ahora que lo veo, el post es del día anterior, jajajajaj qué descoloque...

Junkidriko dijo...

Amen, hermano.

Anónimo dijo...

un ipod y en concreto un mp3 son una maquina de destrucción musical legalizada... es decir jesus, grabamos maravillosos discos y los destrozamos masterizandolos y luego otro los destroza pasandolos a mp3 para que alguien pueda meter 10000 canciones en una mierda de esa y irse a dar la vuelta al mundo haciendo futin... escuchando 1/4 del disco porque la compresión se fornicó el resto.

en cuano a los electrodomésticos... en fin, sin palabras... y lo de los caballos...uuff.

eres un idealista y como tal buscas un interés o una justificación.

cagomputas dijo...

lástimas de anónimos
siempre escondidos

no es cierto, la compresión del mp3 respeta TODAS las frecuencias que el oído (no el odio) humano capta, especialmente si el factor de comprensión es de 195 o más.
El mp3 y sus reproductores no destruye nada y sí es legal

que se espabilen los músicos y dejen de insultar y de robarnos con el canon, y que dejen de quejarse, carajo!

que manera de llorar

Anónimo dijo...

Preciosa entrada, Beades. La firmo entera. Incluso nuestra obsesión por el consumo, por acumular cosas, quizá no sea más que la versión postmoderna de esa antigua inquietud espiritual que va preguntando a todas las cosas por el Amado...
Ale
Oye, ¿cómo carajo se pone el nombre aquí ahora?

Casta Niebla dijo...

Cagomputas!!!!!!! Tanto tiempo, como andás??? ;)
Ah... y no hay más belleza en una licuadora que después de haber cumplido con su propósito... y en verano, un licuadito de manzana bien fresquito no tiene precio.
Me gusta la entrada.

Jesús Beades dijo...

Anda que llamarme idealista, a estas alturas del partido... Pero, mira: me rejuvenece.

cagomputas dijo...

la esquizofrenia ludopática tiene estas reacciones, mi casta Casta Niebla.
no ando malamente, para mi provecta edad, gracias por preguntar

Por cierto, Beades, entrañable Jesús, si no eres un idealista, que carajo eres?

Jesús Beades dijo...

Metrosexual e ideólogo.

una admiradora anonimauca dijo...

si, si, metrosexual, eso no te lo crees ni tú. Mira ideologo si,porque tienes las mismas ideas de un bombero retirao que diría tu suegro.

Pero yo puedo decir lo que eres, eres el más guapo del mundo mundial. Y punto. Esto no me lo puede discutir nadie.

Carlos RM dijo...

Beades, jo, yo quiero que me digan lo que te dice tu admiradora anonimauca...

Ya lo sabrás, claro, pero hoy te citan en el Diario de Sevilla.