Fin de curso

Y se acabó el curso. De repente, han pasado tres años. De repente, la misma sensación de acto de graduación de C.O.U., en el que no participé, con mis compañeros del colegio, con sus becas amarillas, y sonrientes chaquetas, enfilando el camino del ubi sunt? para siempre, y para todos los poemas. La ciudad se funde, pastosa, con un hálito temblón en el horizonte turbio, y caminan por mi frente los rostros vertiginosos que pasan, que han pasado, que de pronto hará diez años en cualquier momento. Quedan unos fotos, unos videos alocados, un amigo para siempre, cuatro recuerdos de cafetería, y una fachada de Facultad, como contraportada de algo que se esfuma lentamente en las nuevas prisas, en las nuevas cosas. Las guapísimas compañeras ya son maestras que enfilan la "mediana edad" y acumulan trienios. ¿Para qué hago todo esto? Seguiré sin saberlo del todo, avanzando, no entre la niebla, sino a través del calor de la ciudad, de la moto y las prisas, del currículm y los papeles que nos empujan hacia delante. Hacia una posición, un trabajo, un horario tranquilo. Pero la inquietud persiste. ¿Para qué, a dónde, qué quiero? Lo más difícil es saber qué se quiere. Y entre tanto hacemos cosas, exámenes, cachivaches, papeles. Qué veloz verano, el otoño durará lo que tarde en llegar el invierno. Y seguiremos aquí, si Dios quiere, y seremos los mismos. Pero la lluvia será distinta, barredora, misericordiosa, entregándonos la ilusión de un nuevo comienzo. Y en algún poema habrá un vislumbre de una lograda plenitud. Que siempre se retrasa, detrás, detrás de todas las cosas que urgen.

7 comentarios:

Jesu dijo...

Pero al final -no importa que no sepamos cuándo- todo llega. Como llega de nuevo la lluvia en cada mes de octubre.

Driver dijo...

Jesús.
Te dejo unas letras.

"Bajo las brasas de San Juan,
arden leucocitos sangrientos.
Restos de una batalla,
maderos de naufragios ancestrales.
...
Sobre las llamas de la noche corta,
saltan los anhelos.
La vida.
Virutas incandescentes que vuelan.
Remolineando las brisas."
...
Ya ves, los moteros y los camioneros,acaban cruzándose.
Es inevitable.

Driver dijo...

El rock tiene sentido si el público vibra.
Un cuento tiene sentido si se regala.
Es mi forma de ver el mundo.

EL RESPETO

Con el paso de los años, algunos conceptos intemporales se materializan por derecho propio.
Es el caso de las personas expertas (no utilizo el término anciano, ni viejo, tampoco mayores; esos términos no dan la talla)
Han vivido mucho más que tú, luchado en cruentas batalla, despellejado a más infieles, coronado más cumbres y amado en condiciones de presión y temperatura más complejas que las tuyas.
...
Guardo su recuerdo entre los más gratos.
Íbamos de visita familiar (costumbre en vías de extinción), todos juntos.
Nos sacaban unas pastas y unos refrescos.
Los expertos solían sentarse en enormes mecedoras, donde balanceaban sus pensamientos.
Tu padre te miraba con gravedad y sentenciaba: "Escúchale, muchacho, escúchale bien".

Tenías que entrarle con mucho respeto al experto.
Acercarte, saludar y esperar a que tomara la iniciativa.
Era el primer paso imprescindible y no negociable.
Mostrar respeto.
...
Si pasabas ese primer trámite, lo demás era coser y cantar.
El experto abría la Biblioteca de Babilonia de sus recuerdos y te contaba.

Qué hace un padre de familia frente a una guerra civil.
Como sobrevivir a los cambios gubernamentales.
La mejor forma de navegar entre el cabo de San Antonio y la isla de Mallorca.
Cómo se trata a un extraño que intenta entrar en la familia como elefante en cacharrería.
La forma de apoyar a una pareja que se quiere casar.
Cómo hablar a un médico cuando tiene tu destino soldado a la punta de su bisturí.
Qué hacer en caso de naufragio, incendio o terremoto.
Cómo se demuestra el amor.
Dónde están los resortes que mueven la vida.
La forma de dirigirse a un alcalde.
Los mecanismos de réplica, protesta e innovación.
...
Tú, pardillo quinceañero, te olvidabas de la partida de billar de las cinco.
Escuchando al experto aprendías que el mundo era un esferoide de revolución, donde las generaciones se enfrentaban a parecidas dificultades.
...
Luego te daba una moneda de 25 pesetas y un beso.
Te ibas a los billares.
Entrabas tarde y con seguridad.
Arrebatabas el taco a uno de tus amigos y le decías: "¿A que no sabes cuantas millas naúticas hay entre el cabo de San Antonio y Mallorca?".
Tu amigo te miraba con extrañeza.
Aquel pardillo parecía que venía de otro mundo.

Un mundo donde la transmisión oral del conocimiento tenía un sentido.

El sentido de la líneas isobaras que, atravesando un mapa meteorológico, te situaban frente a las olas de un mar inmenso.

Donde navegar es una aventura.

Sabedor de que el experto ya había circunnavegado el globo.

Dejando una estela azul a su paso.

Capitán Tocho dijo...

El Capitán Tocho acaba de sufrir un orgasmo tocholístico a pesar de no haber podido terminar de leer el último comentario de Driver. ¡Gracias, Driver!

Alejandro Martín Navarro dijo...

Qué bueno, Beades.

Y qué bajón madao! Que ni Rosa León...

Driver dijo...

Pues ésa era la versión corta.
La larga te abría causado orgasmo ininterruptus, osea un continuum sonrisustum.
Saludos Capitán.

lolo dijo...

...los papeles que nos empujan hacia delante...
...la lluvia será distinta, barredora, misericordiosa...
...plenitud que se retrasa, detrás, detrás de todas las cosas que urgen.

Lo copio para recrearme.
Me ha parecido precioso.

Esperar es de las cosas más bellas que existen.