La música verbal de Jesús Cotta, y un poema neonatal.

Otro poemón. Esta vez de Jesús Cotta Lobato, directamente desde su blog. Quién me iba a decir que nos encontraríamos en una esquina de internet, tanto tiempo después de habernos encontrado en una esquina de Sevilla, y comenzar una conversación que aún demanda cerveza y continuidad.


"OYENDO LA MÚSICA DEL ÓRGANO

Cómo se abre a ti mi corazón
y en volutas, girolas y crepúsculos
echan a volar místicos pájaros
sin saber qué cantar ni en qué posarse.
¿Por qué me harás llorar con esa música?
¿A qué valles remotos me conduces?
¿Qué cauces debo abrir con estas hachas?
Yo no sabía, hasta que oí tus cítaras,
que tenía unas alas
que me llevan tan alto,
Señor de las más íntimas estrellas".

Y, ya que estoy recomendón, este otro, que me viene tan al pelo.

3 comentarios:

Bukowski dijo...

Te informo de que tengo el libro completo de este chaval a mi disposición, por si quieres echarle un vistazo.

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Magistral y emocionantísimo, hasta las lágrimas el "Ya sé..." de tú amigo! Gracias, Jesús, por dárnoslo a conocer.

Juanma dijo...

Jesús me ha dicho y he venido enseguida. En fin, muchísimas gracias por ese enlace a mi poema. Es para mí un honor y una inmensa alegría.
Y es también mi primera visita a tu blog. Pero nunca hice nada que se quedara en la primera vez...

Un abrazo.