Caí, de repente, hacia una luz

Hacía tiempo que no recibía un buen libro de poemas (bueno, he recibido alguno, y debo contestación y agradecimiento, pero, ay, he estado desbordado como un río invernal). El que voy a recomendaros lo había yo dejado en el escritorio, con su sencilla belleza repetida de portada de Adonais, por si podía echarle un vistazo pronto. Pero, un día, lo abrí sin querer por una página, y me encontré el siguiente poema. Basta para recomendarlo, por sí sólo:

"28 DE SEPTIEMBRE

Fue una maravilla esta tarde de julio.

Las hojas de los sauces relucían
con los rayos del sol reposados en ellas;
y también la melisa, las rosas y las zarzas,
que intentaban tocar el agua mansa y dócil.

La luz llegaba rota a la orilla del río,
hermosamente rota,
y bajaba entre trinos
de mirlos, mosquiteros y chochines.

Pero yo ya no estaba en aquel paraíso,
recorría otros mundos, de galerías negras,
agitando aguas sucias,
formulando preguntas caudalosas.

¿Qué me alejaba tanto de la vida?"


Pertenece al libro "Caída hacia la luz (Notas de un diario)" de Raúl Pizarro. Ed. Rialp, Colección Adonais. Premio Florentino Pérez-Embid 2008.

Raúl, si lees esto, por favor, acéptalo como un agradecido acuse de recibo. Estupendos poemas.

(Nota: en el verso 7º, entre "hermosamente" y "rota" hay un espacio mayor que el que me permite este editor de entradas, como guiño visual a esa ruptura, supongo).

4 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Desde luego, qué poema. Todo está bien. Por eso da pena que se pierda el guiño gráfico. Yo engaño al editor de este modo: pongo puntos suspensivos entre una palabra y otra, los marco y, yéndome a los colores, los tiño de blanco. Desaparecen y surge, entonces, el espacio necesario.
Dicho lo cual, volvamos al poema, qué poema. Gracias por hacernos caer hacia la luz (de nuevo), Jesús.

AnaCó dijo...

Muy bonito poema, gracias. Por cierto, no sé si conocerás este blogs de fotografía, igual sí. Me parece muy bueno. ¡Saludos!

http://www.cosaswood.com/

E. G-Máiquez dijo...

Feliz, feliz en tu día, amiguito que Dios te bendiga.

Suso dijo...

¿No sería mejor escribir en el verso " Caí, derrepenete, depronoto,hacia una luz"?

¿Dónde se cayó?, ¿sobre una fotocopiadora,quizás:)

Pasa mucho, estás haciendo fotocopias, te resbalas y,¡pimba, te arrojas sobre la misma.