El síndrome de Toistendhal

Toi ha vuelto de Venecia. Sólo ha hecho unas mil quinientas fotos, con la camarita de bolsillo de su hija. Millones de gaviotas, centenares de sombras bailando con luces en los muros astrosos. Venecia de cristal y crepúsculo, que dijo Borges. Venecia más allá de la abarrotada plaza de San Marco, un disneilandia de japoneses con cámaras de video, escolares de viajes de fin de curso, españoles ruidosos, italianos hablando por el telefonino. Más alla, más allá, hay puentes interiores, galerías del alma y canales para desaparecer dentro, como una música a muy bajo volumen, acolchada, de fondo. Agua y susurros, destellos sobre un arco. Lo sé. También he estado en Venecia. Ahora he viajado de polizón, escondido en la barba whitmaniana de Toi, aunque él no lo sabe. He viajado porque "en todo lo que hacemos ponemos el pensamiento de todo lo que amamos" (Haldir, el elfo, en El Señor de los Anillos). Esperamos fotos para colgarlas en este blog. Permanezcan atentos a su pantalla.

9 comentarios:

Toi dijo...

No tengo costumbre de usar ese fácil recurso dialéctico de dividir el mundo en dos partes, por ejemplo los que suelen dividir el mundo en dos partes y los que no, los que aman a los perros, y los que no, los que cuidan a sus mayores, y los que no....los que aman el aria Soave Sia Il Vento, de Her Mozart, y los que no........pero ahora debo hacer una excepción a mi propia norma, y voy a dividir el planeta Tierra entre Venecia, y el resto del Mundo.

Es imposible hacerse una idea cabal de tanta cantidad, calidad, intensidad de Belleza.
Inevitable llevar las diez mil películas, las millones de postales, pero no es eso, no es eso. Es otra cosa mas cerca del pecho, es un quedarte paralizado cuando la miras la primera vez. Es casi llorar (casi solo, sin mariconadas) cuando se despliega el Canal Grande, la calle mas bella del Orbe, calléndose a pedazos, ajada, veterana, arcana, pletórica de sabia belleza, de otra marea del mundo, de los Días Antiguos.

Cada rincón, cada fondamenta, cada puente o puentecito, cada veneciana (y según mi señora cada veneciano) cada reflejo en los sucios canales, cada reflejo del sol rendido en solitarias ventanas, cada espera del vaporetto, cada viaje en cualquier vaporetto, los Giardini, la vista desde cincuenta metros de altura en el Campanile de San Giorgio il Maggiore, esa decrepitud, esos desconchones, esos amarillos, esas fachadas rojas violentas y almagre suave, la certeza triste de que se va a hundir, algún día, esos gondoleros sinvergonzones que pasan de sus tópicos clientes y charlan a voces de góndola a góndola, ciao Carlo, ciao Domenico, ese hablar que es cantar, esa cadencia vital lenta, pausada, ese perderse por el barrio de santa Margarita sin un alma, mientras cae el sol al final del canal, en la laguna....

Esa sensación de que no eres un turista, no en Venecia, aquí eres un Viajero...

Esa Venecia.

Esa Venecia.

Carlos RM dijo...

Esperamos fotos y esperamos que Toi abra ya su blog para colgar maravillas como las que deja escritas aquí.

Jesús Beades dijo...

Lo abrió... y lo cerró.

casta niebla dijo...

Yo también quiero fotos.

toi dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=5M5db4MzrBo

en ese enlace he montado un video con algunas fotos.

Es ni Venecia, nuestra Venecia.
Cada uno seguramente tiene la suya.

Pero la que yo viví os la cuento como se, con fotos.

toi dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=5M5db4MzrBo

en ese enlace he montado un video con algunas fotos.

Es ni Venecia, nuestra Venecia.
Cada uno seguramente tiene la suya.

Pero la que yo viví os la cuento como se, con fotos.

casta niebla dijo...

Hermoso el video.
Hermosas las fotos, hermosas, hermosas, hermosas.
Muy bien puesta la música que lo acompaña.
Felicidades!!!!! (25 no es poco) :D:D

toi dijo...

por cierto, muchísimas gracias, Carlos rm por tus palabras.

Tuve durante unos días un blog, pero lo cerré enseguida cuando descubrí que me daba mas satisfacciones escribir en los de los amigos, pero te aseguro que me emociona que me digas esas cosas.

Voy a entrar en el tuyo, si no te importa.

Un abrazo.

toi dijo...

Gracias, Casta Niebla. Me encanta que te encante.

Y gracias al paciente Beades por la usurpación de su foro :)