El sepulturero


Esta semana me han ofrecido el puesto de trabajo de peón sepulturero. Sé que ganan muchísimo dinero, por el bote que se acumula por las propinas -doloridos familiares, viudas deshechas, herederos inminentes, no reparan en el color de los billetes-, y que en el cementerio de San Fernando se está muy bien, con sus hermosos paseos arbolados, con sus ostentosos mausoleos taurinos, con panteones familiares neogóticos, con el Cristo de las Mieles. No obstante, por razones técnicas y de contrato que no vienen al caso, he rehusado. Siempre podré decir, de todas formas: una vez casi fui sepulturero. Ese "casi" sirve para todo: "Yo estudio casi todos los días. Casi estudio el lunes, casi estudio el martes, casi estudio el miércoles..."

9 comentarios:

suso dijo...

Qué difícil es sepultar con alegría
cavar la zanja oscura de otro ser,
soy un pobre sepulturero, que excava de noche y entierra de día.
Por favor, animalitos del bosque,
acompañad mi canto...hoy me encuentro solo, muy solo.
Sapos y culebras, gusanitos y ratones
acompañadme hoy, pues voy a enterrar a mi flaca.
En esta noche oscura, sin luz y sin estrellas
excavo con tristeza a la luz de un farol
mis lágrimas son ríos
que caen sobre este pico
se me resbala el mango ...me lo clavo en la rodilla,¡ay, ay, ay!
Cantad amigos míos, hacedme compañía
que cayen mis gemidos vuestra alegría melodía.
Gusanos y ciempiés, ratones y lechuzas,
cantad que llega ya la chica que yo amé
y tengo que enterrar
cantadme, por favor, que me muero de dolor.
Que difícil es amar y excavar, llorar y andar picando
qué difícil es tenerle que poner en la tierra que estás llorando
qué difícil es tenerte que decir
que tú también irás, y le acompañarás en esta noche azul,
pues te vas a morir cuando la entierres con dolor: los dos caeréis con ruido sordo en esa zanja.

La compuse hace años-se llama El Sepulturero:todos somos , alguna vez, sepultureros de alguien, aunque sea de nosotros mismos.Lástima que no pueda linkearla para que te haga compañía.

Casta niebla dijo...

Creo que todos somo sepultureros. Cada vez que hemos acompañado a un familiar al cementerio, cada vez que hemos derramado una lágrima en un velatorio. Cada vez que enterramos a una mascota (yo tengo un cementerio de ellos en el patio de mi casa, sobre cada tumba crece una plantita).
Y también hemos sepultado con dolor, recuerdos, anécdotas, experiencias. Sin sabores que nos da la vida.
Pero también somos casi sepultureros, porque no nos toca cavar la fosa o abrir el nicho o el templete o la bóveda. Ni tampoco sepultamos personas desconocidas para nosotros.
Es así como en la vida todos somos algo y al mismo tiempo somos casi ese algo.
Ahora yo... iré a intentar CASI estudiar, :)

Pablo dijo...

MEnos mal que lo rechazaste, no te imagino echando tierra o cerrando lápidas. Ufff. Sería el regreso de la poesía a los cementerios?? Oh, un neoromanticismo, qué locura.

Yo casi aprobaré todas las asignaturas... casi.

Kantsino dijo...

"Si yo pudiera unirme a un vuelo de palomas y atravesando lomas dejar mi pueblo atrás, juro por lo que fuí que me iría de aquí. Pero los muertos están en cautiverio y no nos dejan salir del cementerio"
Serrat: "Pueblo Blanco".

Rocío Arana dijo...

Hombre no, lo de barrendero de patio de colegio te pega más...

casta niebla dijo...

Sería muy interesante lo de "un sepulturero llamado Jesús". No deja de tener su aire connotativo.

Esther dijo...

Yo casi no encuentro este blog si no llega a ser por una casualidad...y hubiera sido una pena no haberlo descubierto...
muy entretenido tu blog, te recomiendo otros muy buenos también:
http://barelescalon.blogspot.com/

http://www.cinema-trilli.blogspot.com/

pdt: "...No te entristezca el muerto solitario. En esa soledad no está, no existe. Nadie en los cementerios. ¡Qué solas se quedan las tumbas!..." Jorge Guillén

AnaCó dijo...

La verdad es que para un tiempo corto, como experiencia no estaría mal. Conozco a una chica, medio gótica que igual se llevaba la alegría de la vida con esa oferta. Si encuentro una de sus fotos de cementerios te la mando, son buenas, y ahora que andas con lo de la fotografía...

Ilia dijo...

El otro día casi veo a tu padre.
¿cómo que casi ves a mi padre?
Si hombre, tu padre no trabaja de revisor en la Renfe y tiene el número 710?
Pués si, pero que tiene eso que ver.
Pués que estuve en la estación y vi al revisor 709.

También vale para los que casi les toca la lotería y para los que casi se mueren.

Y es que hay situaciones en las que un simple casi te puede cambiar la vida...