Jacarandas 2008

Alfómbrense las calles con albero disperso, apenas unas hojas que el viento hace bailar sobre la acera caliente, el aire licuado, la parada de autobús más desierta que un desierto en un sueño de soledad, de esos que angustian. Gentes que caminan a cámara lenta. Por dentro, como a través de agua, una canción antigua, clavada en la carne del corazón como una bandera derrotada y para siempre, mientras camino por las calles que tienen, que no tienen, albero disperso, y las hojas me golpean las piernas, como acariciando, indiferentes, y el plástico de un flas de fresa se escurre hasta la alcantarilla, y estamos sentados en la parada del autobús.
Arriba, sobre mí, mientras espero el 25 (hace años que no pasa, pues no hay nadie en la ciudad, ni a cámara lenta), ondean las hojas pintadas de cera color violeta, color morado, color de sueño espeso de la siesta antigua. Siesta a los diez años, mientras todos ven la tele en la duermevela de la sobremesa. En esa siesta sueño con una jacaranda, enorme, y la jacaranda es una colcha mullida que me arropa, y ya no hace calor, sólo hay un viento de fondo, canción de fondo, gentes que caminan a cámara lenta pero que no están. Algún día seré una jacaranda, y seré hermoso, y todos los poros de mi piel, todas mis atribuladas células cantarán renacidas el cántico perenne de la juventud crómatica, de las piscinas luminosas. El cántico de la jacaranda, que canta porque es joven y es eterna. Digan lo que digan los poetas.

5 comentarios:

suso dijo...

¡Se te nota la primavera!:despertaste a la luz.

Driver breve y escueto dijo...

Buen contrapunto final.

José María JURADO dijo...

En mi retorno a Sevilla, en mayo del 99, tras 22 años de exilio, sólo interrumpido por el azahar de la Semana Santa, lo que más me impresionó, porque no conocía Sevilla en Mayo es este árbol que sería un surrealismo de Magritte si no fuera verdad porque lo vemos y es morado, enteramente morado, como un sueño.

Por cierto, ¡qué bonito el poema de Pablo Moreno Jacarandas en Túnez!

Ahora, no sé si hay jacarandas en Túnez o es que son en mayo. :-)

¿Julio, hay jacarandas en Túnez?

Recuerdos de Rocío, creo que echasteis un buen rato en Los Palacios con Juan Luis de Soria, Oro y Bloguegoye.

Le he mandado una carta a Fidel por un listado precioso de libros que me ha remitido y el último número de Númenor.

Le he pedido que os felicite porque la revista no puede estar mejor hecha, sólo le pongo un pero, lo de que Eros sea insuficiente, es un gran libro, muy buen libro, la crítica moral y la poesía a veces se llevan mal... o si no ¿no se derrumbaría, salvando las distancias, Rilke o Borges, también insuficentes?

Un abrazo y recuerdos de Rocío.

julio dijo...

Los hay, José María. Hago referencia a ellos en dos entradas (mayo y junio 2007), pero no son tan hermosos como el tuyo, Jesús.

Casta Niebla dijo...

Ya se estaba extrañando algo del Jacarandá.
Acá ya se fueron sus flores. Pero el color permanece en mis ojos.
Saludos!!!!!