LLAMO AL TORO DE ESPAÑA

Alza, toro de España: levántate, despierta.
Despiértate del todo, toro de negra espuma,
que respiras la luz y rezumas la sombra,
y concentras los mares bajo tu piel cerrada.

Despiértate.

Despiértate del todo, que te veo dormido,
un pedazo del pecho y otro de la cabeza:
que aún no te has despertado como despierta un toro
cuando se le acomete con traiciones lobunas.

Levántate.

Resopla tu poder, despliega tu esqueleto,
enarbola tu frente con las rotundas hachas,
con las dos herramientas de asustar a los astros,
de amenazar al cielo con astas de tragedia.

Esgrímete.

Toro en la primavera más toro que otras veces,
en España más toro, toro, que en otras partes.
Más cálido que nunca, más volcánico, toro,
que irradias, que iluminas al fuego, yérguete.

Desencadénate.

Desencadena el raudo corazón que te orienta
por las plazas de España, sobre su astral arena.
A desollarte vivo vienen lobos y águilas
que han envidiado siempre tu hermosura de pueblo.

Yérguete.

No te van a castrar: no dejarás que llegue
hasta tus atributos de varón abundante
esa mano felina que pretende arrancártelos
de cuajo, impunemente: pataléalos, toro.

Víbrate.

No te van a absorber la sangre de riqueza,
no te arrebatarán los ojos minerales.
La piel donde recoge resplandor el lucero
no arrancarán del toro de torrencial mercurio.

Revuélvete.

Es como si quisieran arrancar la piel al sol,
al torrente la espuma con uña y picotazo.
No te van a castrar, poder tan masculino
que fecundas la piedra; no te van a castrar.

Truénate.

No retrocede el toro: no da un paso hacia atrás
si no es para escarbar sangre y furia en la arena,
unir todas sus fuerzas, y desde las pezuñas
abalanzarse luego con decisión de rayo.

Abalánzate.

Gran toro que en el bronce y en la piedra has mamado,
y en el granito fiero paciste la fiereza:
revuélvete en el alma de todos los que han visto
la luz primera en esta península ultrajada.

Revuélvete.

Partido en dos pedazos, este toro de siglos,
este toro que dentro de nosotros habita:
partido en dos mitades, con una mataría
y con la otra mitad moriría luchando.

Atorbellínate.

De la airada cabeza que fortalece el mundo,
del cuello como un bloque de titanes en marcha,
brotará la victoria como un ancho bramido
que hará sangrar al mármol y sonar a la arena.

Sálvate.

Despierta, toro: esgrime, desencadena, víbrate.
Levanta, toro: truena, toro, abalánzate.
Atorbellínate, toro: revuélvete.
Sálvate, denso toro de emoción y de España.

Sálvate.

(Miguel Hernández)

14 comentarios:

Breo Tosar dijo...

Este poema me ha recordado lo hipócrita que es nuestra sociedad. Estoy convencido de que si quitaras el nombre del autor, te censurarían el poema por facha. Curiosamente, Miguel Hernández combatió al fascismo en la guerra civil. Mi abuelo tuvo la suerte de conocerle en el frente, donde luchaba contra las tropas de Franco. Luego habrá algún payaso que aplauda las palabras del payaso Pepito (Rubianes).

Paula dijo...

Hola Jesús

Buen poema éste de Hernández, como todos los suyos. Leerlo hace que una quiera ir a la batalla, a la cotidiana, con valor y coraje.

Por cierto, digo amigo

Pablo Buentes dijo...

Quizás será por la educación que he adquirido en las calles, pero debo ser sincero, y sino hubiese visto el nombre me pasaría exactamente lo que ha dicho Breo, lo consideraría un poco facha. Creo que el problema está en el pensamiento que han ido forjando los medios en el pueblo llano, que nos hace mirar con desconfianza todo aquello que huele a tópico y a españolito... Hoy leyendo un libro de Carmelo Guillén he visto un poema suyo titulado ESPAÑA, si te interesa, te lo paso porque está bastante bien y quizás venga a tema.

Jesús Beades dijo...

¡Pues entra!

E. G-Máiquez dijo...

Entre el "truénate" y el "con la decisión del rayo", este espléndido poema de M. Hernández justifica como nada el nombre de mi blogg. Gracias por colgarlo, J. B.
Y que Buentes se anime y nos cuelgue el de Carmelo Guillén. Tal vez podíamos hacer la antología de poemas a España, titulada "Se canta lo que se pierde" en un blog a propósito... ¿Qué os parece?

Bukowski dijo...

Pero no te olvides de decir "amigo". de fumar en pipa alegre en La Comarca.

Bukowski dijo...

Cuenta con mi arco, Enrique. Y con mi poema "España" de Borges. Y tal vez el homónino de Trapiello.

AnaCó dijo...

Gran idea Enrique, en mi caso sería lo que se perdió, porque os perdimos hace un par de siglos. Y gracias Jesús por colgar este estupendo poema, yo que sufro de hispanofilia desde niña y no tuve que pasar una adolescencia de propaganda antiespañola lo encuentro si tacha...de facha.

txe dijo...

en este país matan a los toros y utilizan como símbolo a un animal derrotado

sulfur dijo...

El nacionalismo creo que es tema delicado. En tanto que sentimiento es difícil de ser racional, pero debe ser acotado por la política. Creo que fue felipe glez el que dijo una vez que sí que quería a españa, pero también podría haber nacido en cualquier otro país, luego era un accidente su españolidad. Lo mismo le podríamos plantear sobre su madre, a ver si tiene coraje para decirle a la sra. que sí mamá, que te quiero, pero podría querer igual a la vecina, que era un accidente lo de su maternidad.
De cualquier manera estoy de acuerdo con la asociación de españa y de fachas que se nos mete día sí día también por parte de los medios, es decir: sólo los fachorras y nostálgicos quieren y defienden a españa, es tan falso ! Pero por respetos humanos así estamos.

sul.

Breo Tosar dijo...

Dos apuntes sobre el nacionalismo.

OSCAR WILDE: "El nacionalismo es la virtud de los depravados."

JOSEP PLA: "El nacionalismo es como un pedo. Sólo le gusta al que se lo tira."

sulfur dijo...

creo que fue Unamuno el que dijo " los nacionalismos son resentimientos aldeanos ".

sul

Carlos RM dijo...

Beades, ¡vuelve!

Enrique Baltanás dijo...

¿Qué pasó con la propuesta de EGM? El título del blog sería ese: Se canta lo que se pierde. Y creo que sería la primera antoloblogía en la red.